lunes, julio 04, 2005

Alienígenas, gays, cuernos y una cerda

Jar jar cuántas cosas nos han pasado este finde... Para empezar, el viernes ya me incorporé a mi nuevo trabajo en la Revista de los 40, y en nada ya me habían dicho que el finde que viene me voy a Alicante a un festival (!!!)
Esa misma noche me fui al cine con Ana y Esteban a ver "La Guerra de los Mundos", la película con la que más caca me he hecho en mi vida. "Eres lo peor", pensaréis sobre mí, cabrones sin sentimientos. Pues no, no soy lo peor, la peli da caca y punto ¿Vale? Luego nos colamos a ver Batman (bueno, yo a dormirla y quitarme el miedo y la paranoia de "La Guerra de los Mundos") y acabé pidiéndole a Ana que me dejara dormir en su casa porque, además de que se me caían los ojos de sueño, todavía no se me había quitado el miedo a los putos aliens y creía que durante mi vuelta a casa saldría una máquina en medio de la M 40 y me desintegraría...

El sábado hicimos acto de presencia en el Orgullo, realmente estuvimos como 2 segundos, porque aquello parecía el puto Carlinhos Brown otra vez... Ya creía que iba a tener que cantar otra vez aquello de "Eh, eh, eh...". Así que gracias al calor, la multitud y sobre todo la depresión de Ana (vale, y mía) ante tanto hombre que jamás podríamos catar, decidimos ir a ver a mi novio al Pepe. Pero, como siempre, cuando preguntó para quién era cada cosa, emití una especie de gemido mientras escondía mi cabeza cual avestruz.

Por la noche quedamos con Beavis and company en Chueca, y tardamos como mil horas en recorrer cien metros. Pero gracias a la tardanza de Melocotón el destino nos dio un regalo: En medio de la multitud, con unas alas en la espalda y protegida por su madre estaba ELLA: TAMARAMBARYUNERA, o Hija de la Luna o Diablo, o Mari Mar, o como se llame. Ahí estaba, con su cara operada y sus labios imposibles, y yo gritándole como un perra que la amaba.

Del resto de la noche tampoco me acuerdo de mucho, porque gracias a Edu y sus invitaciones acabamos un poco tocados. Conocimos a gente muy maja, sobre todo a tres chicos (Flavio, Nick Carter y Nacho / Fernando de "Aquí no hay quien viva"), con los que hicimos un intercambio de información sobre pelis freaks. Por supuesto, Ana y yo les dijimos que estaban obligados a ver "Superstar". Ellos dijeron que no podemos vivir sin ver "The Secretary". Pero el mayor entretenimiento de la noche fue encontrarme parecidos. Me dijeron que me parecía a África de "Los Serrano", a Bridget Jones, a Charlize Theron en "Monster"... qué majos, eh?

Bueno, sólo os voy a contar una cosa más, y es cómo volví a casa. Pues bien, conseguí llegar a Avenida de América, pero una vez en el autobús me quedé sobada y aparecí en la otra punta de mi barrio, por lo que tuve que andar como diez minutos dando tumbos y hablando con Cerda, la muñeca con la que me obsequiaron en el McÑordo y que fue mi pulsera toda la noche. Cuando conseguí llegar al portal vi una imagen aterradora. Una tía con una especie de cuernos con cintas de colores, con un trozo de papel con Ronald McDonald enganchado a una chapa de "Los Ángeles de Charlie" (los verdaderos, con Farah y su pelo en medio) y una muñeca sin nariz a modo de pulsera. ¿Quién era? Pues yo, quién va a ser. No me extraña que me dijeran que me parecía a Bridget... Lo peor fue cuando abrí la puerta de mi casa y mi madre empezó a llamarme golfa desde su cuarto. Menos mal que no me vio las pintas...

1 Comments:

Blogger Superestrella said...

tengo miedo... si estuviese Puga aqui diría que nuestras almas están unidas en un plano interastral... y luego, probablemente, te mataría...

1:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home