viernes, septiembre 09, 2005

La nueva Koplovich (o como se escriba)

Qué fan, qué fan. En el delirio de la sala de estudio 3 de la biblio de nuestro adorado centro legionario hemos llegado a la conclusión de que Martha es una jodida mente empresarial. No me extrañaría que le quitase el puesto a Fraga (por cierto, podría haberse roto la cadera en verano, no? Ya tiene edad para hacerlo!!).
Os preguntaréis el por qué... Pues porque va a poner a su cobaya (llamada Cobaya) a reproducir cobayitas y así venderlas y sacar pasta. Ha pensado también hacer lo mismo con su ardilla (llamada Ardillo), porque como son más caras se saca más pasta.
Eso nos lo contó ayer, y hoy nos ha contado sus planes para el futuro: comprarse una casa (seguramente con el dinero que saque de las cobayas), alquilarlo y construirse una casa en el Caribe, donde vivirá gracias al alquiler del piso en España. "Ya lloraréis cuando tengáis 50 años y estéis trabajando, os acordaréis de mí y lloraréis", dixit la futura multimillonaria.
Tras varios desvaríos Ana ha decidido que en el futuro Martha será tan rica que tendrá su propio país, pero yo opino que como estaremos en el futuro y ya habremos colonizado el Universo, pues que se comprará Marte y lo pasará a llamar Martha. Así los niños en el colegio aprenderán: Mercurio, Venus, Tierra, Martha...
Tras más desvaríos, Martha nos ha contado que el futuro de la inversión está en Hungría, ya que se pueden comprar casas por diez millones (de pelas, que seguimos anticuados) y venderla por el triple cuando Hungría entre en la UE. Yo he propuesto que nos asociáramos todos y lo hiciésemos. Podríamos pedir un crédito al banco poniendo a las cobayas como aval. Y lo mejor de todo es que cuando saliésemos del banco Martha habría conseguido vender a los empleados 7 cobayas y 4 ardillas.

2 Comments:

Blogger kitty said...

pues que sepas que las koplowitz son legis...

8:58 p. m.  
Anonymous praito said...

http://www.periodistadigital.com/gente/object.php?o=167806 Metete aquí para ver una exclusivísima entrevista a Yurena.

11:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home