lunes, febrero 13, 2006

Después de la resaca... llega el lunes

La resaca que decidió instalarse con mis neuronas este fin de semana no me permitió actualizar... Y es que, para liberar toda la tensión producida por los putos trabajos del aijafamaster, decidí juntarme con mi inseparable amiga la botella... y no la Señora de Aznar precisamente.
El viernes cenamos el recién licenciado Héctor, la recién licenciada Martha, su señor esposo y una servidora en el Circus, el jodido paraiso de los noodles. Cuando hacia allí me dirigía ¡oh sorpresa! me encuentro a Carla, su amiga Sandralafuturactriz y Asier, el presidente del club de fans de Bustamante (hay que ser fan). Después de esperar media vida (durante la cual un amigo de Carla, Álvaro, entró preguntando si habia mesa), la chinargentina nos sentó. A Héctor se le ocurrió pedir brochetas vegetales (puaj) y suicidar a la cebolla que felizmente las coronaba, por lo que el redondo vegetal acabó peligrosamente cerca del tacón de una pija que allí consumía sin que ella se diese cuenta. Nos pusimos cerdos de noodles y de el increíble postre de sorbete de limón con sake, gran culpable de que saliese del local sin controlar mis pies.
Los esposos se piraron, y Héctor y yo nos fuimos a ver a Eloy y Rebe a la tetería. El taxista (con la orientación en el ojo del culo) nos acabó dejando en la puerta del bar ese de "El perro que está meando detrás de la caseta del vecino de enfrente". ¿Y quién estaba allí? ¡Eva Hache! Grande.
Estuvimos en la tetería hasta que nos echaron, y poco puedo reproducir de lo allí acontecido debido a los dos pink ladies que me tomé. Eso sí: Sé que hubo hostias para todo (Gobierno, Estatut, ex compañeros, antiguos curros, nuevos curros...).
El sábado sabadete me desperté sin camisa nueva y sin polvete, pero eso sí, congeladita en casa de Héctor, que había quitado la calefacción y llevaba dos horas despierto: una, mirando al techo desde la cama; la otra, mirando al techo en el baño. Interesante.
Después de ver los increíbles capítulos de Lost (aaarrrgghh), decidimos comer. Héctor, que es un jodido sibarita (¡¡odiosa palabra!!), decidió adentrarse en el oscuro mundo de "El rincón del Gourmet" de El Corte Inglés. Se acabó comprando una tableta de chocolate blanco con cítricos y una especie de yogures yuppies. Y lo peor de todo es que la compra sólo la hizo para que le dieran una bolsa. Tras el momento sibarita - consumista nos fuimos al McÑordo para ser honestos con nosotros mismos.
Por la tarde y sin casi tiempo para ducharme me fui con mi madre a ver la Boca llamada Nina, protagonista de la mayor horterada de la Gran Vía: Mamma Mia. Delante tenía a unos paletos que en su vida habían salido del pueblo y que al final se levantaron y se pusieron a bailar cual Gema Ruiz en Mira quién baila. Y lo peor es que la gente se empezó a animar y también se levantó. No he pasado mayor vergüenza ajena en mi vida.
Ya por la noche, nos fuimos a cenar al Gino's Héctor, María Resina, Bea y Sara, que nos proporcionó un gran momento Satán al hacernos creer que la habían secuestrado.
Después Resi y yo nos fuimos a la fiesta de cumple de Olalla y NuriaRoca. Sólo sé que acabamos en el Why Not bailando Britney Spears y los grandes éxitos de Kiss FM.
Así que, amigos (y enemigos) míos, esta es la historia de por qué no he actualizado antes. ¿Os ha gustado? ¿No? Pues os jodéis. Y recordad que gracias a esto habéis perdido unos hermosos minutos de vuestra vida que jamás recuperaréis. Ahí queda eso.

3 Comments:

Blogger kitty said...

por cierto... han echado a Gema Ruiz, ohhhh!! la pobre no ha podido estar en la final...

10:29 p. m.  
Blogger praito said...

bueno, a mi no me importa perder minutos de mi interesante y estresante vida de escayolada. Lo que me jode es que me has dado una envidia de la leche... que ganas tengo de tener dos piernas y poderme pillar una buena cogorza sin muletas...

5:33 p. m.  
Blogger Fran said...

sigo pensando que en ocasiones me das un poquito de penilla, en caso de apuro ya te dije que te puedo presentar un colega cubano que te puede hacer el favor, jejejeje, menos mal que esta ves solo terminaste bailando y no haciendo otra cosa, jejeje, por cierto, gracias a dios que eliminaste la palabra sexo de tu vocabulario, comenzabas a asustarme, jejejeje, chaoooooo, un beso

9:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home